25/06/2024 04:06:57 PM
25/06/2024 04:06:57 PM

El Barcelona presenta al Mourinho alemán que ya cambia el paso de Xavi

Ya es oficial. Hansi Flick, el Mourinho alemán, es el entrenador del Barcelona para las dos próximas temporadas. Apenas 72 horas después de terminada la temporada del equipo azulgrana y despedido Xavi Hernández como preparador, la junta directiva presidida por Joan Laporta ya tiene su nuevo cromo, el que definirá sus opciones a seguir siendo el presidente culé en un año electoral en el conjunto barcelonés. Un nuevo fiasco y Laporta saldría en cohete (no necesariamente de Yolanda Díaz) del palco de honor del estadio barcelonista.

Es nuestro momento.
Flick es culer. pic.twitter.com/6UGVgiJgeA

— FC Barcelona (@FCBarcelona_es) May 29, 2024

 

«Me gustaría dar las gracias a todos los implicados. Es un gran honor y también un sueño firmar con el Barcelona, trabajar para este gran club. Tengo muchas ganas de empezar. Es un club increíble. Gané algunos títulos con el Bayern y me gustaría seguir ese camino con el Barcelona. Podemos conseguir muchas cosas juntos y eso es lo más importante. «, ha explicado el teutón, ganador del sextete con el Bayern y ex seleccionador alemán, en sus primeras declaraciones públicas recogidas por los medios oficiales de la entidad.

 Pero no todo será tan fácil. Primero. porque Flick ya ha comenzado a desandar los pasos dados por el que estaba previsto que fuera entrenador azulgrana, un Xavi Hernández que de continuar había pedido las cabezas de Robert Lewandowski y Frenkie de Jong, dos jugadores a los que no quería en su futura plantilla. Pero eso con el alemán ha cambiado.

De Jong, de descartado a indispensable

Flick ya tuvo bajo sus órdenes a Lewandowski, y el delantero polaco cuajó algunas de las mejores temporadas de su carrera bajo las órdenes del que será ahora nuevo su entrenador. Asi que su marcha está más que descartada. Además, segñun desvelan algunos medios catalanes, Flick ha aprovechado estas primeras horas como técnico culé para sentarse con el centrocampista holandés y asegurarle que va a ser indispensable en su concepción de equipo y esquema.

Ahora a Flick le queda lo complicado. Entender la idiosincrasia social del Barcelona y asimilar su delicadísima situación económico-palanquera donde la posibilidad de acudir al mercado de fichajes depende casi exclusivamente de algún milagro que otro…