13/04/2024 10:16:13 PM
13/04/2024 10:16:13 PM

El alga invasiva gana terreno en Cádiz y Málaga y ‘expolia’ las arcas locales

Rugulopterix okamurae’, así se denomina el alga asiática que invade el litoral andaluz, principalmente la costa de Cádiz y Málaga, y que se ha convertido en el enemigo número uno de pescadores, turistas y ayuntamientos. La situación por la presencia de este alga es cada vez más preocupante porque, aunque lleva casi una década ‘instalada’ en las playas del Estrecho de Gibraltar, los dos últimos años se expande más rápido y por territorios más amplios.

El verano pasado cubrió de un manto negro y pestilente las playas de Cádiz, desde Algeciras, La Línea y hasta Tarifa fundamentalmente, aunque llegó hasta las populares playas del Algarve portugués. No se ha detenido tampoco su crecimiento por el litoral Mediterráneo y se expande rápidamente por el temporal de esta semana en los municipios malagueños de Estepona, Marbella y Benalmádena, lugares de especial atractivo turístico por sus playas.

 

El problema es mayúsculo ya que afecta a uno de los motores económicos de estas zonas costeras como es el turismo, ya que es muy desagradable darse un baño con estas algas o estar en la arena mientras se descomponen. Pero es que también causa fuertes daños a la pesca tradicional y a los ecosistemas marinos, ya que se reproduce de manera veloz y forma una masa densa que impide el crecimiento de otras especies.

Limpieza en solitario de toneladas de algas

Los ayuntamientos de los municipios afectados por el alga asiática se han convertido en auténticos expertos en la retirada de estos arribazones de residuos vegetales que pueden superar el metro de altura. Sin embargo es a costa de mucho dinero de las arcas públicas y mucho tiempo de los servicios operativos.

La playa de Getares de Algeciras (Cádiz) afectada por ‘el alga invasora’ esta semana.

En ciudades como Tarifa (Cádiz), llevan años dedicando cada mañana varias horas a la retirada de algas con excavadoras, aunque al día siguiente vuelve a amanecer igual, sobre todo si hay temporal. Una situación similar viven en Marbella (Málaga), donde el Ayuntamiento ha destinado en lo que va de año más de 800.000 euros para retirar cada día de las playas 75 toneladas de algas invasoras. En la localidad vecina de Benalmádena también tienen previsto limpiar otras 70 toneladas que se han acumulado en sus playas una vez pase el temporal, mientras que en Algeciras y La Línea de la Concepción dedican parte de la Semana Santa a quitar algas.

Algas en la playa de la localidad de Benalmádena (Málaga).

Desde todos estos municipios han reclamado ayudas al Gobierno de España para sufragar los elevados y recurrentes gastos por la limpieza del alga asiática, incluida a finales de 2020 en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Hasta ahora los Ayuntamientos asumen estos costes en solitario de un problema más grave cada año, como ha hecho público el concejal de Marbella, Diego López, que ha reclamado al Estado que «cumpla con sus competencias y ayude a los municipios a costear su recogida y tratamiento».