16/04/2024 04:21:08 AM
16/04/2024 04:21:08 AM

Duras consecuencias para el camionero que causó el accidente con seis muertos

La decisión del Juzgado número uno de Utrera (Sevilla) que instruye el dramático accidente en el que fallecieron seis personas, entre ellas dos guardias civiles, en la autopista AP-4 a la altura de la localidad sevillana de Los Palacios, llama la atención por la duras consecuencias para el conductor del camión que arrolló el control policial de drogas que estaba señalizado en la carretera en la madrugada del martes

El juez ha ordenado, a petición de la Fiscalía, el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del conductor del trailler y para justificar esta decisión esgrime que si dicho camionero estuviese en libertad podría «eliminar fuentes de prueba» y que «ninguna otra medida de aseguramiento evitará el riesgo de fuga».

 

Según ha informado la Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el auto emitido al respecto, el juez recuerda que la Ley dispone que para la medida de prisión provisional es necesario que pesen «motivos bastantes para creer responsable criminalmente al detenido«.

Y en este caso, el magistrado considera que «existen indicios suficientes para considerar» al camionero, de 59 años, nacionalidad española, sin antecedentes y que arrojó un resultado negativo en las pruebas de alcohol y drogas; como autor de los hechos delictivos investigados, al constar en el atestado de la Guardia Civil que ha reconocido que era él quien conducía el camión en el momento de los hechos. El conductor había salido con su camión cargado de productos hortofrutícolas de La Línea de la Concepción (Cádiz) con destino a Guarromán (Jaén).

Evitar el riesgo de fuga y la eliminación de pruebas

Aunque desde la delegación del Gobierno han calificado los hechos de «accidente», cuya causa pudo estar en la «somnolencia o falta de atención» del conductor, que realizó una maniobra brusca al ver el control o recibir alguna señal, se enfrenta a una pena de elevada graduación, incluso en su límite mínimo.  Unas consecuencias que, según el juez, «permite dudar que la puesta en libertad del detenido con medidas alternativas a la prisión garantizasen la presencia del mismo durante todo el procedimiento». Se le atribuyen seis presuntos delitos de homicidio por imprudencia y otros tres supuestos delitos de lesiones graves por imprudencia.

El juez esgrime además en su auto, según el TSJA, que los agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil están elaborando el pertinente informe técnico sobre la mecánica del accidente, analizando todos los vestigios del siniestro, daños en los vehículos o los elementos del vehículo que originó el accidente, por lo que «si el detenido estuviese en libertad, podría eliminar dichas fuentes de prueba en una fase tan incipiente de la investigación«.