16/04/2024 04:00:39 AM
16/04/2024 04:00:39 AM

Cinco días han pasado desde que la Audiencia Nacional impusiera la cantidad de un millón de euros como fianza a Dani Alves para que el exfutbolista saliera de prisión tras ser condenado a cuatro años y medio de cárcel por violar a una chica en una discoteca de Barcelona. Ha sido finalmente este lunes cuando el brasileño ha depositado dicha cantidad y por lo tanto puede salir de la cárcel en la que ha pasado los últimos 14 meses en el centro penitenciario Brians 2. Por lo tanto, Alves esperará en libertad la sentencia definitiva sobre su caso.

La Audiencia de Barcelona trabaja ahora en los recursos presentados por ambas partes -defensa y acusación- a esa sentencia provisional por el momento. Sin embargo, hasta que eso pase, el exjugador del FC Barcelona y la selección brasileña esperará en libertad provisional. Hay que recordar que el plazo para depositar la fianza termina cada día laborable a las dos de la tarde, momento en el que cierra la secretaría del tribunal. El viernes se extendió hasta las tres de la tarde a petición de la defensa de Alves pero no llegaron a depositar el dinero antes del fin de semana.

El exfutbolista Dani Alves durante su juicio en la Audiencia de Barcelona.

La Fiscalía Provincial de Barcelona ha interpuesto recurso de súplica contra esta decisión, alegando que se mantienen los motivos por los que el futbolista estaba en prisión provisional -riesgo de fuga- y con más sentido ahora que ha sido condenado. No solo a nivel judicial sino también a nivel social, el hecho de que un acusado de violación pueda salir de la cárcel por el simple hecho de tener más dinero que otros provocó un terremoto de reacciones: desde políticos hasta periodistas y actores.

 

Alves, en su declaración, juró y perjuró que no existía tal riesgo de fuga de España mientras estaba en libertad provisional y parece ser que al juez le pareció suficiente para poner esa alta cantidad de dinero como fianza pero alcanzable para una persona como el acusado. No ya sólo por su propio dinero, ya que tenía las cuentas embargadas, sino por sus amistades e influencia. De hecho se decía que el padre de su amigo y también futbolista Neymar Junior iba a ser el que pagara la fianza.