29/05/2024 08:09:02 AM
29/05/2024 08:09:02 AM

Colores de los claveles de ‘las chulapas’ en San Isidro: ¡Descubre su mensaje oculto!

Hoy, 15 de mayo, se conmemora el Día de San Isidro en Madrid , una fecha que destaca por las festividades dedicadas al santo patrón de la ciudad.  La capital se engalana con la presencia de chulapos y chulapas. Uno de los elementos más distintivos de esta festividad es el clavel que las chulapas lucen con orgullo.

Aunque el clavel es un símbolo arraigado en estas festividades , su origen y significado suelen ser desconocidos para muchas personas . Por esta razón, vamos a explorar juntos el significado oculto detrás de los claveles de San Isidro.

El lenguaje del color de los claveles de las ‘chulapas’

En tiempos pasados , las redes sociales no eran una opción, pero sí existían métodos ingeniosos para comunicarse de manera discreta , como el lenguaje de los abanicos o los claveles que las chulapas lucían en la festividad de San Isidro.

El color de los claveles lleva consigo un significado oculto. Por ejemplo, una mujer con dos claveles rojos i ndicaba que estaba casada. En contraste, si llevaba dos claveles blancos , revelaba su estado de soltería. De igual manera, la combinación de un clavel rojo y otro blanco indicaba que tenía novio y, además, estaba comprometida.

¿Cuál es la razón detrás de la celebración de las fiestas de San Isidro?

San IsidroLabrador

San Isidro Labrador , venerado como el patrón de Madrid, es homenajeado cada 15 de mayo en la capital de España. Nacido en 1080 en una familia modesta en lo que ahora es la calle de Aguas, San Isidro se dedicó a diversas ocupaciones, como la agricultura y la pocería, y contrajo matrimonio con Santa María de la Cabeza.

Las celebraciones de San Isidro datan de finales del siglo XIX, aunque originalmente el término «chulapos» se reservaba para los residentes de Malasaña que participaban en ellas, mientras que aquellos que provenían de Lavapiés eran conocidos como los Manolos.

En ambos casos, lucían la vestimenta tradicional para sumergirse en la festividad, que no estaría completa sin el icónico baile del chotis. Este baile se popularizó por primera vez en 1850 durante una celebración en el Palacio Real, desde entonces, los madrileños lo adoptaron como propio y lo incluyeron en sus festividades.

Según la tradición, San Isidro realizó un total de 438 milagros, incluido el reparto de alimentos entre los necesitados y su capacidad para hacer brotar agua con su bastón . En 1619, Paulo V beatificó a San Isidro Labrador, y se instituyó la celebración del santo el 15 de mayo. Esta fecha fue seleccionada porque ese día se trasladó el cuerpo de San Isidro a la Iglesia de San Andrés, donde finalmente reposó en el altar mayor de la Colegiata de San Isidro.

Estas festividades guardan estrecha relación con uno de los milagros atribuidos a San Isidro, razón por la cual el agua adquiere una importancia significativa. La peregrinación se lleva a cabo tanto en la Pradera de San Isidro como en las calles circundantes, siendo una tradición que tanto las chulapas como los chulapos beban el «agua del santo» de un manantial contiguo a la Ermita de San Isidro.

¿Por qué se llevan claveles en San Isidro?

Las fiestas de San Isidro son un pilar de la identidad madrileña , donde las calles se llenan de chulapos y chulapas, ataviados con su vestimenta característica y una clave distintiva: el clavel.

El clavel es un componente esencial del atuendo chulapo, junto al mantón de manila y el traje típico. Pero, ¿cuál es el origen de esta costumbre y qué relación tiene con la identidad madrileña?

Este atuendo típico de las chulapas , data de finales del siglo XVIII y principios del XIX, se caracteriza por un vestido chiné, usualmente en tonos rojo o celeste, con mangas de farol y una falda larga ceñida en las caderas y con amplio vuelo en los tobillos. Además, se complementa con zapatos negros de pequeño tacón .

El mantón de Manila, con flecos y colgado de los brazos, y un pañuelo blanco en la cabeza completan el conjunto, este último utilizado para cubrir el clavel.

Aunque no existe un origen oficial documentado, la tradición de llevar claveles en San Isidro guarda estrecha relación con el traje chulapo. Durante la época de construcción de la identidad madrileña, entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX , los residentes del barrio de Malasaña, conocidos como chulapos y chulapas, adoptaron este atuendo característico .

Las mujeres, co nocidas por su distinción y elegancia, adornaban su vestimenta con claveles rojos y/o blancos, y en el caso de las niñas, también se utilizaban claveles rosa s. La elección de estos colores se debía a la disponibilidad limitada de variedades en aquel entonces.

En conclusión , la festividad de San Isidro en Madrid, celebrada cada 15 de mayo , es una ocasión única que destaca por sus coloridas celebraciones y tradiciones arraigadas.  Entre estas, las fiestas de San Isidro se distinguen por la presencia de chulapos y chulapas, quienes visten el icónico traje chulapo, completo con el distintivo clavel.

Aunque muchos desconocen su origen , el clavel ha sido parte esencial del atuendo chulapo desde finales del siglo XVIII y principios del XIX , adornando la vestimenta de estas personas durante las festividades.

Este símbolo, cargado de significado y arraigado en la identidad madrileña, refleja la rica historia y tradiciones de la ciudad, uniendo pasado y presente en la celebración de San Isidro. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.