18/06/2024 12:14:10 AM
18/06/2024 12:14:10 AM

Cazan a la Reina con su «familia política» en el restaurante de moda de El Pardo

Otra Reina española, Isabel II de Borbón, donó a las monjas concepcionistas franciscanas de clausura un convento El Pardo (Madrid) allá por 1859 y muchos años después, Doña Sofía se ha convertido en una de las ilustres comensales que disfruta de los manjares de lo que hoy es el restaurante Moscatel, llamado a convertirse en uno de los locales de moda de la gastronomía madrileña y hasta rivalizar con el exclusivo El Filandón, también en la zona norte de la capital, en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

El antiguo convento de monjas de El Pardo, hoy escuela de cocina y restaurante de moda.

La Reina Emérita se ha aficionado a este restaurante con huerto propio y tal como ha podido saber ESdiario este domingo estuvo disfrutando de sus manjares junto a parte de su familia política, con la que siempre se ha llevado a las mil maravillas a pesar de los vaivenes en su matrimonio con Don Juan Carlos.

Los Zurita al completo con la Reina Sofía compartiendo mesa y mantel

En esta ocasión Doña Sofía compartió mesa y mantel con su cuñada, la Infanta Margarita, y los Zurita al completo, su cuñado Carlos, y sus sobrinos Alfonso y María, con su hijo Carlitos.

Lejos de «esconderse» de las curiosas miradas del respetable, al grupo de «royals» no les gusta ir de incógnito a Moscatel y cuando van no les gusta que les sienten en la zona reservada de la capilla, acondicionada ah hoc, sino que comen en el salón junto al resto de clientes.

Todo para degustar una carta de perfil tradicional en la que destacan la segunda mejor ensaladilla rusa de Madrid, según concurso organizado por Acyre en 2023 (Asociación de Cocineros y Reposteros de la Comunidad), las paellas a la llama de olivo y las carnes y pescados a la parrilla.

Además de un gran huerto de una hectárea con una parra centenaria de uva moscatel que da nombre al restaurante, el convento (del que se ha respetado la arquitectura original) también alberga una escuela de cocina, proyecto del señor Okamoto, filántropo japonés apasionado de la gastronomía, que ya tiene otros proyectos en el centro de Madrid, como el restaurante Seeds.