18/06/2024 12:01:45 AM
18/06/2024 12:01:45 AM

‘Caso Koldo’: flagrantes contradicciones de un exalto cargo de Marlaska

Los senadores del Grupo Parlamentario Popular, Ana Beltrán y Fernando Martínez-Maíllo, han declarado que Daniel Belmar, ex subdirector general de Planificación y Gestión de Infraestructuras y Medios de la Secretaría de Estado de Seguridad, mintió abiertamente durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre los contratos públicos realizados durante la pandemia de COVID-19, vinculados con la intermediación de Koldo García, que se llevó a cabo esta tarde en el Senado.

La senadora Ana Beltrán ha señalado que, tras la declaración de Belmar, ha quedado evidente que en el Ministerio del Interior hay «algo oscuro» y que han obstruido la investigación de la UCO. Añadió que en cada una de sus declaraciones «ha dicho una cosa y la contraria«.

Concretamente, cabe recordar, Daniel Belmar relató a la Guardia Civil que Interior optó por encargar mascarillas a Soluciones de Gestión ante las adjudicaciones que había realizado el Ministerio de Transportes. Ahora, sin embargo, asegura que José Antonio Rodríguez, el director general de Estudios, fue quien le dijo que contactase con Íñigo Rotaeche, director ejecutivo de Soluciones de Gestión y Apoyo a Empresas, para contratar con, precisamente, Soluciones de Gestión. Fue Belmar, por tanto, el que preguntó a quién contratar, y Rodríguez le dijo que contactara con Soluciones de Gestión. Le dio el móvil de Rotaeche, según desveló.

 

En este sentido, la senadora del PP Ana Beltrán destaca que el juez de la Audiencia Nacional le requirió sus correos electrónicos y desde el Ministerio del Interior dijeron que los había borrado, mientras que hoy él ha reconocido “que los tiene” en su poder, por lo que el PP en el Senado solicita que los facilite a la Comisión.

La senadora popular ha incidido en que el señor Belmar ha reconocido que “la mano derecha del secretario de Estado, José Antonio Rodríguez, le dio el nombre de la empresa Soluciones de Gestión”. “Está claro que la orden viene de arriba”, ha afirmado con rotundidad.