22/04/2024 08:39:36 PM
22/04/2024 08:39:36 PM

Carlo Costanzia padre se harta y saca las vergüenzas de Mar Flores y Lequio

No están siendo momentos fáciles para Carlo Costanzia di Costigliole. Mientras su primogénito, Carlo (fruto de su relación con Mar Flores) está en el ojo del huracán mediático en España por su relación con Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, sus otros dos hijos Pietro y Rocco (de 23 y 22 años respectivamente) lo están en Italia tras su detención por un presunto intento de asesinato.

En prisión preventiva desde hace dos semanas, Pietro se ha acogido a su derecho a no declarar, pero las pruebas y la investigación policial apuntan a que el pasado 18 de marzo habría atacado con un machete a un joven en el centro de Turín, provocándole gravísimas heridas y la amputación de una de sus piernas.

Su hermano menor, Rocco, también está detenido acusado de ser su cómplice, ya que sería el que conduciría la moto en la que llegaron al lugar de la agresión y quien le habría ayudado a huir. El motivo del ataque no está claro, aunque se especula con que podría ser un ajuste de cuentas por asuntos relacionados con las drogas y con celos, puesto que la víctima (que continúa ingresado en un hospital italiano en la Unidad de Cuidados Intensivos) habría mandado una imagen muy explícita a la novia de Pietro.

Un asunto que están siguiendo con gran interés muchos medios de comunicación españoles, especialmente ciertos programas de televisión, pendientes de la última hora de los hermanos Costanzia, y sobre el que Carlo padre guardaba silencio hasta ahora.

El durísimo comunicado de Carlo Costanzia di Costiglione contra la prensa española

Sin embargo, harto del «linchamiento mediático diario y constante» que según él la prensa española está haciendo a su familia «desde hace semanas», ha emitido un durísimo comunicado en el que no ha dudado en arremeter contra una conocida productora de televisión de nuestro país y especialmente contra uno de sus colaboradores, Alessandro Lequio, al que dedica unas demoledoras palabras. Cabe señalar que el colaborador italiano de Telecinco (que mantuvo una controvertida relación en el pasado con Mar Flores, ex de Carlo padre y madre de su primer hijo) está siendo de los más duros con los Costanzia.

«Mis hijos no eran conocidos ni famosos, jamás han aparecido en ninguna revista o programas de televisión, y tampoco he vendido reportajes a su nacimiento. Pero han tenido el derecho a la máxima exposición mediática solo por el hecho de ser hermanos de otra víctima de las mentiras y manipulaciones, a su vez hijo de una madre santificada», ha explotado, haciendo mención a Mar Flores y al presunto trato de favor y de blanqueo de su imagen por parte de los medios españoles.

Acusando a los periodistas y tertulianos que han hablado de la detención de Pietro y Rocco de ser «verdaderos terroristas de la desinformación», Costanzia di Costigliole asegura que «podría pasar uno por uno desmintiendo todas las mentiras, como ya hice su día con las mentiras sobre mi persona hace casi 30 años, pero de poco sirve porque ya lo han demostrado muchas veces y últimamente con Carlo, al final solo quieren polémica y machacar. Porque les da igual la verdad, desde siempre. Ahora es el turno de otros familiares … a ver si quieren también desenterrar algún pariente del pasado para ver si ha hecho algo malo…», lamenta indignado.

Alessandro Lequio tildó a la familia Costanzia de «rebaño con todas las ovejas negras»

Un escrito en el que el exmarido de Flores arremete especialmente contra Lequio, que se ha mostrado muy crítico con sus hijos llegando a afirmar que en su «rebaño todas las ovejas son negras» y que este tipo de personas «cuanto más lejos mejor»: «Un personaje que ha pasado su vida organizando encerronas a gente para poder chantajear y que ha vendido portadas de sonadas traiciones y que lleva 30 años comiendo gracias a hablar mal de los demás, sin pegar palo en su vida, se permite el lujo de juzgar mi familia, mejor se enjuague antes la boca, que ya huele muy muy mal desde hace mucho tiempo…» afirma Carlo de su compatriota matizando que «no tengo problemas si alguien se equivoca en la vida que asuma sus responsabilidades y consecuencias, aunque sea un hijo, dejando que sea la Justicia quien lo haga».

No obstante, opina que «no se tendría que permitir que haya semejante gentuza y carroñeros que vivan a costa de las mentiras sobre las víctimas elegidas y las desgracias de los demás, y dejando huellas de sus mentiras en internet retomadas y copiadas por otros parásitos de la desinformación haciendo daños sin reparo».

«Por lo que me respecta seguiré mi batalla en los juzgados presentando todas las denuncias y querellas pertinentes, aunque tarden años, pero ojalá aporte mi pequeño grano de arena y que pueda contribuir a que esta gente salga de las pantallas un día o el otro. Y vuelvan de donde vienen, de la nada, o invitarles a ellos en un programa donde se sienten en lugar de sus víctimas y vivan el mismo infierno» concluye.