15/06/2024 07:48:35 AM
15/06/2024 07:48:35 AM

Caos y confusión en Exteriores: los 5 incendios diplomáticos encadenados por Sánchez y Albares

 

Ahora es Argentina pero antes fueron Marruecos, Argelia, Italia o Israel. No se puede decir que la política exterior española durante el gobierno de Pedro Sánchez sea, lo que suelen ser en los países desarrollados, previsible.

Los intereses electorales de Sánchez no son más importantes que los de España en Argentina.

Es otra sobreactuación impropia de quien no retiró al embajador en Rusia por la invasión de Ucrania.

Exijo que se reconsidere y se pare esta deriva.

Merecemos una política más seria.

— Alberto Núñez Feijóo (@NunezFeijoo) May 21, 2024

La retirada temporal de la embajadora de España en Buenos Aires tras el quilombo organizado por Javier Milei de la mano de Vox no es ni mucho menos el primer terremoto que tienen que atender los diplomáticos del Ministerio de Asuntos Exteriores con trienios de servicio público en el coqueto palacio madrileño de Santa Cruz.

 

Antes, Sánchez desató sendos incendios -aún no apagados sus rescoldos del todo- con otros dos socios claves de España: Marruecos y Argelia. Con Rabat provocó la marcha de su embajadora de Madrid tras el escandalo del caso Ghali, cuando el Gobierno acogió en España a escondidas al líder del Frente Polisario.

Lo más notable es que Sánchez ha provocado a los principales socios estratégicos de España: en el Magreb a Marruecos y Argelia; en Latinoamérica a Argentina; en Europa a Italia y en Oriente Medio a Israel.

Lo más curioso es que después la bronca diplomática llegó con Argel por todo lo contrario cuando Moncloa y Exteriores decidieron unilateralmente dar un vuelco a la estrategia histórica de España y admitir la soberanía marroquí del Sáhara. Otro embajador, el argelino, se volvió para su país para sonrojo de los diplomáticos de la Carrera.

 

La visita de Sánchez a Israel y su poco tacto diplomático provoco estupor en Exteriores.

 

El siguiente patinazo llegó con Italia, cuando Sánchez atacó a la primera ministra Giorgia Meloni y provocó una contundente respuesta de su ministro de Exteriores, Antonio Tajani. «En España gobierna la extrema izquierda y el secesionismo», replicó Roma.

In Spagna governa l’estrema sinistra. In Italia l’abbiamo sconfitta.Noi rispettiamo lo stato di diritto.A Madrid accade lo stesso?In Italia governa il @EPP,in Spagna i secessionisti

— Antonio Tajani (@Antonio_Tajani) November 30, 2023

Y más recientemente otra embajadora en Madrid fue llamada a consultas tras otro ataque nada diplomático del gobierno contra otro aliado clave como Israel. Aún hoy la bronca entre ambos países se ha convertido en permanente.

Lo más curioso es que Sánchez ha provocado a los principales socios estratégicos de España: en el Magreb a Marruecos y Argelia; en Latinoamérica, Argentina; en Europa Italia y en Oriente Medio, a Israel.

Como ha informado ESdiario en varias ocasiones, el estupor y la indignación se ha instalado en la Carrera Diplomática, sobre todo desde la llegada de Albares a Exteriores.

Se le acusa de ser un mero y dócil ejecutor de las decisiones unilaterales del presidente. De no parar los pies a las intromisiones de los socios del PSOE en la siempre delicada política exterior. Y de no escuchar ni atender los informes y consejos de los embajadores. Todo ello sumado a las sucesivas purgas encadenadas de altos cargos en la cúpula de su ministerio.