29/05/2024 09:54:44 AM
29/05/2024 09:54:44 AM

Cannoli sicilianos: un viaje gastronómico a la esencia de Italia

Es probable que al igual que muchos otros postres de la región, los cannoli sicilianos también sean una reinterpretación de una receta árabe . Durante la dominación árabe, se introdujeron varias recetas y platos nuevos en la cocina local, entre ellos, postres elaborados con ricota y miel.

Historia de los Cannoli Sicilianos

La historia de los cannoli sicilianos es un enigma que se pierde en el tiempo. Aunque no hay registros precisos sobre su origen, se cree que esta delicia tiene sus raíces en la antigüedad más remota.

Un nombre curioso: Cannoli

El término «cannoli» sugiere una conexión con los juncos de río , utilizados según se cuenta como moldes para la oblea durante la elaboración del postre en el siglo XVII. Aunque se debate sobre el significado exacto de este peculiar nombre , algunas teorías lo relacionan con festividades como el carnaval, mientras que otras lo vinculan con influencias romanas o sarracenas.

La primera referencia escrita de los cannoli se atribuye al duqu e Alberto Denti de Pirajn o, quien menciona este manjar en su obra «Los sicilianos en la mesa». Según él, la definición de los cannoli se remonta incluso al ilustrador Cicerón, quien los describió como «Tubus farinarius dulcissimo edulio ex lacte fartus «, es decir, t ubos de masa dulces rellenos de deliciosa crema de leche.

La influencia de las monjas

Pino Correnti, en su » Libro de oro de la cocina y de los vinos de Sicilia «, nos lleva a un convento cerca de Caltanissetta, donde las hábiles manos de las monjas de clausura dieron vida a los primeros cannoli.

Según Correnti, estas monjas, con su destreza culinaria, transformaron una antigua receta romana a, probablemente traída por los árabes, en el delicioso manjar que conocemos hoy.

Leyendas de sarracenos y mujeres de harén

Entre las leyendas que rodean los orígenes de los cannoli sicilianos, una se destaca por su exotismo y romanticismo.

Se cuenta que las mujeres del harén del Castillo de las Mujeres en Caltanissetta , bajo el señorío sarraceno, fueron las precursoras de esta exquisitez culinaria. Durante las ausencias de sus esposos, e stas mujeres dedicaron su tiempo a preparar manjares elaborados, inspirándose posiblemente en antiguas recetas romanas mencionadas por Cicerón.

Transmisión de saberes

Con el paso del tiempo, las recetas evolucionaron y se transmitieron de generación en generación. Se dice que con el fin del dominio árabe en Sicilia, algunas mujeres musulmanas convertidas al cristianismo llevaron consigo estas recetas a los monasterios , donde continuaron preparando los deliciosos cannoli.

Así, estas delicias se convirtieron en parte de la tradición culinaria siciliana, asociadas tanto con el carnaval como con otras festividades a lo largo del año.

La difusion mundial de una delicia siciliana

Con el paso de los siglos, los cannoli sicilianos trascendieron las fronteras de Sicilia y se ganaron un lugar en la mesa de los amantes de la buena comida en todo el mundo. Gracias a la diáspora siciliana y a la creciente popularidad de la cocina italiana en general, los cannoli se convirtieron en un símbolo de la rica tradición culinaria de la isla.

Innovaciones y variantes regionales.

A lo largo del tiempo, los cannoli han experimentado numerosas variaciones y adaptaciones, tanto dentro como fuera de Sicilia.

Cada región ha dejado su propia marca en esta receta clásica , agregando ingredientes locales o modificando la técnica de preparación para crear versiones únicas del postre popular. Desde rellenos con frutas frescas hasta infusiones de licores regionales, las posibilidades son infinitas.

La Magia de los Cannoli en la actualidad

Hoy en día, los cannoli continúan siendo un elemento esencial en la gastronomía siciliana y una atracción irresistible para los turistas que visitan la isla. Ya sea disfrutándolos en una pastelería local o aprendiendo a prepararlos en una clase de cocina tradicional, los cannoli ofrecen una experiencia culinaria inigualable que sigue cautivando a los paladares de todo el mundo.

El cannoli más grande del mundo

El 11 de septiembre de 2022, en Caltanissetta, se escribió un capítulo más en la historia de los cannoli sicilianos con la creación de un monstruoso cannoli de 21 metros y 43 centímetros de largo. Este récord requería siete quintales de ricotta de leche de oveja y azúcar, así como el esfuerzo conjunto de numerosos pasteleros sicilianos.

El 22 de enero de 2024, este logro monumental fue validado por el Guinness World Records, otorgando reconocimiento mundial a esta deliciosa especialidad siciliana.

Receta de cannoli sicilianos

Ingredientes

260 g de harina
25 g de azúcar
30 g de mantequilla
1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar
1 huevo
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de vinagre de vino blanco
60 ml de vino dulce de Jerez (en Sicilia usan Marsala)
200 ml de aceite de girasol

relleno

900 g de queso ricotta o tipo crema
120 g de azúcar
1 cucharadita de aroma de vainilla

Decoración

trocitos de chocolate
Pistacho o almendras ralladas
frutas escarchadas
60 g de azúcar glass

preparación

Primero, coloque el queso ricotta en un colador sobre un bol , cúbrelo con papel de aluminio y déjelo en la nevera durante la noche para que drene el exceso de agua.
Sobre otro recipiente, tamiza la harina utilizando un colador grande para obtener una textura más fina.
Agrega el cacao en polvo y el azúcar a la harina tamizada.
Incorpora la mantequilla fría y la sal a la mezcla.
Bate ligeramente un huevo y añade la mitad a la mezcla, reservando el resto para después.
Agrega el vinagre blanco y el vino dulce a la mezcla y combina primero con una cuchara y luego con las manos hasta obtener una masa homogénea.
Espolvorea un poco de harina sobre una superficie plana y amasa la masa hasta que tenga consistencia y cuerpo.
Coloque la masa en un recipiente, cúbrela con un paño o film plástico y déjala reposar en la nevera durante una hora, luego a temperatura ambiente durante 30 minutos.
Divida la masa en dos partes y estire cada una con un rodillo hasta obtener una textura fina.
Corta la masa en trozos y enróllala por fuera en moldes de cannoli o canutillo s, asegurándote de sellar los extremos con un poco de huevo batido. Los moldes los encuentras en Amazon o en ferreterías.
Deja reposar los cannolis durante 10 minutos a temperatura ambiente mientras preparas el relleno.
Para el relleno, mezcle el queso ricotta con el aroma de vainilla y el azúcar y déjalo reposar.
Calienta abundante aceite en una sartén y fríe los cannolis enrollados en el molde uno a uno durante unos dos o tres, evitando que se quemen.
Retire los cannolis del aceite y déjalos escurrir sobre el papel de cocina.
Con cuidado, retire ahora los moldes metálicos de los cannolis.
Rellene los cannolis con la mezcla de queso utilizando una manga pastelera o una bolsa Zip.
Espolvorea azúcar glass sobre los cannolis y decóralos con trocitos de chocolate, pistachos, frutas escarchadas y almendras ralladas. ¡Listos para disfrutar!

En conclusión , la historia de los cannoli sicilianos es una fascinante mezcla de leyendas ancestrales y realidades culinarias. Desde su misterioso origen en la región de Caltanissetta hasta su presencia en festividades como el Carnaval, estos deliciosos manjares han cautivado los corazones y los paladares de personas de todo el mundo.

Con influencias árabes y romanas, los cannoli han dejado una marca perdurable en la rica tradición culinaria de Sicilia. Hoy en día, continúa siendo un símbolo de la pasión por la buena comida y la creatividad en la cocina. Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.