14/06/2024 07:15:56 PM
14/06/2024 07:15:56 PM

Cáncer de Próstata, el cáncer invisible: 30.000 casos nuevos cada año en España

Este martes 11 de junio se celebra el Día Mundial del Cáncer del Próstata. Se trata de una enfermedad que en España es el de cuarto de mayor incidencia, y eso que solo afecta a la mitad de la población, los varones. Eso se traduce en más de 30.000 casos anuales nuevos diagnosticados al año. Así que vamos a hablar de este asunto que nos ocupa y nos preocupa con Santiago Gómez, vicepresidente primero de Ancap, la Asociación Nacional del Cáncer de Próstata.


Benjamín López: Las cifras del cáncer de próstata, con esos 30.000 casos anuales en España, ¿son para preocuparnos?
corrígeme si no son así. 4.º, carece de incidencia en España, eh 29.000 casos anuales, eh? Son unas cifras para preocuparnos, no?


Santiago Gómez: Efectivamente, son cifras preocupantes y alarmantes. En 2023 se diagnosticaron exactamente 33.769 nuevos casos y veníamos de 32.967, es decir, tiene una tendencia creciente y sostenida. Por cierto, cifras que nos las proporciona el Observatorio de la Asociación Española contra el Cáncer. El cáncer de próstata es el primero por prevalencia entre los varones con un 21% sobre los 161.651 casos de todo tipo de cáncer que se diagnosticaron el año pasado. Está por delante del cáncer de pulmón y colorrectal. En cambio, es uno de los menos conocidos. De ahí el sobrenombre del cáncer invisible. Decirte que en España sobrevivimos a este cáncer más de 300.000 personas.

La importancia del diagnóstico precoz: cuatro de cada cinco cánceres de próstata, el 80%, se diagnostican cuando están en la etapa local, es decir, con el tumor localizado en la glándula prostática. Y tengo que significar que en esos casos la tasa de supervivencia diez años es de casi el 100%.


B.L: ¿El cáncer invisible? ¿Hay entonces muchos varones mayores de 50 años que viven ajenos a esta amenaza? ¿Falta información?


S. G: Ese es uno de los principales mensajes que trasladamos desde la asociación. Entre los principales, naturalmente, se encuentra la invitación a los varones mayores de 50 años a que anualmente realicen una analítica de sangre en la que le pidan el PSA, el antígeno prostático que les va a determinar un ratio y ya el especialista o atención primaria va a saber orientarle. Lo que pedimos es que el cáncer de próstata, puesto que tiene tanta prevalencia, se convierta en el cuarto que tiene un programa de cribado poblacional en España después del cáncer de mama, el de colon y el de cuello de útero. Es decir, que venimos luchando porque se produzca el diagnóstico precoz. Y bueno, la verdad es que estamos todavía a años luz, por ejemplo, de la situación que tiene, que tiene el cáncer de mama.


B. L: Me gustaría incidir en este asunto de la prevención. ¿Detectar un cáncer de próstata a tiempo salva vidas y evita muchas complicaciones?


S. G: Voy a dar un dato que pone de relieve la intensidad del mensaje que queremos trasladar sobre la importancia del diagnóstico precoz. Cuatro de cada cinco cánceres de próstata, el 80%, se diagnostican cuando están en la etapa local, es decir, con el tumor localizado en la glándula prostática. Y tengo que significar que en esos casos la tasa de supervivencia diez años es de casi el 100%. Fíjate si es importante.

Las asociones de pacientes reclaman un cribado para la población mayor de 50 años

B.L: ¿A cuántas personas afectaría ese cribado poblacional que reclaman?

S. G: Tomando el padrón continuo del Instituto Nacional de Estadística, los varones mayores de 50 años son 9,2 millones. Pero si cogemos el nicho principal que hoy día tratan los especialistas, que es el comprendido entre 50 y 70 años, son exactamente 5 millones. Y ahí es donde debemos estudiar si es muy costoso o no aplicar unas medidas tan sencillas como una analítica de sangre.

B. L: Además tenemos que pensar que detectar un cáncer a tiempo evita un coste futuro también muchísimo mayor para la Seguridad social. Es decir, que el cribado puede considerarse como una inversión para a medio plazo ahorrar dinero. ¿Es así?


S. G: Esa es la palabra que utilizo. Benjamín, inversión, porque efectivamente es un coste pequeño comparado con una cirugía robótica que van a tener costes de en torno a 20.000 o 22.000 euros a lo que hay que sumar las estancias hospitalarias, la farmacia, la farmacología, el tema de los efectos secundarios cronificado que después hay que atender, etcétera.


B.L: Y para finalizar, ¿se puede mandar también un mensaje de esperanza a la gente que pueda ser diagnosticada con cáncer de próstata? ¿Han avanzado mucho los tratamientos respecto a lo que podríamos encontrarnos hace una década?


S. G: Sí, la evolución ha sido enorme. Alas personas que se acercan a la asociación muchas veces, a la par que les indicamos lo serio que es tener un cáncer de próstata, que es algo que no se puede banalizar, le contamos también el lado positivo. Le decimos que si se ha cogido en una etapa temprana y está dentro de la glándula prostática, es un cáncer muy prevalente, con una alta tasa de supervivencia. Eso es muy importante. Después, si los tratamientos van por la vía de cirugía y hoy día a nivel de cirugía robótica, que es lo que piden casi todos los pacientes, pues señalar también que estamos en España y que nuestro país es uno de los países que tiene más equipos de cirugía robótica de toda Europa y hay ya cirugías donde los efectos secundarios quedan minimizados. Y en cuanto a radioterapia, los avances han sido absolutamente espectaculares. Es decir, tenemos que ser optimistas.

B.L: Es decir, que España es un ejemplo.

S. G: Sí, aunque faltan pasos que dar. Por ejemplo, los medicamentos para los efectos secundarios como, por ejemplo, la disfunción eréctil, los tenemos que pagar los propios pacientes porque no están en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.