18/04/2024 11:46:57 PM
18/04/2024 11:46:57 PM

Es un chiste malo, sobre todo porque no le hará ni la menor pizca de gracia a las afectadas. Pero esto parece un partido de fútbol. «Cambio en Brasil: entra Robinho, sale Dani Alves». Y es que en el mismo espacio de tiempo, dos jugadores internacionales brasileños intercambian su rol como presidiarios. Robinho, ex del Real Madrid, ha sido arrestado en Brasil para cumplir una condena de nueve años por violación grupal, mientras que Dani Alves, ex del Barcelona, consignará en unas horas el pago de su fianza de un millón de euros para obtener la libertad provisional tras ser condenado a cuatro años y medio de prisión por violar a una mujer en una discoteca de la Ciudad Condal.

Esta madrugada han arrestado a Robinho en su domicilio de Brasil.

Fue condenado a 9 años por un delito de violación grupal por el que ingresará en prisión.pic.twitter.com/aYLBxq0Xhz

— Manu Heredia (@ManuHeredia21) March 22, 2024

 

Esta madrugada, agentes de la Policía Federal brasileña arrestaron a Robinho en su casa de Santos, la ciudad cercana a Sao Paulo donde se formó como jugador, y lo llevaron a comisaría después de que el Tribunal Superior de Justicia de Brasil confirmara la condena de nueve años que le impuso la Justicia italiana y ordenara su ingreso en prisión.

El brasileño ingresará en prisión en un sistema penitenciario, el brasileño, en donde destacan las condiciones de hacinamiento y que ha sido bautizado en la prensa brasileña como «el infierno en la tierra» por sus malas condiciones sanitarias, por las agresiones sexuales entre reclusos del mismo sexo y por el control que sobre los presos ejercen las mafias de la droga.

 

Mientras, Dani Alves espera en la prisión de Brians 2 a que algún familiar o amigo deposite el millón de euros que debe consignar para obtener la libertad provisional hasta que la sentencia sea firme. Alves fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por violar a una mujer en un reservado de la discoteca Sutton de Barcelona en diciembre de 2022 y ha cumplido ya una cuarta parte de la condena entre rejas.

Neymar se desmarca

 

El que no ayudará a Alves a pagar el millón de euros es Neymar, quien si le echó un cable a uno de sus mejores amigos pagando los 150.000 euros de indemnización a la víctima de la violación que permitieron una condena más benévola. Pero tras las críticas recibidas por su acción, el padre del jugador, el famoso pai de Neymar, anunció ayer públicamente que no intervendrán para pagar siquiera en parte la fianza del jugador.