25/06/2024 03:06:15 PM
25/06/2024 03:06:15 PM

BBVA está realizando un gran esfuerzo para informar a sus accionistas sobre la junta extraordinaria que ha convocado para el próximo 5 de julio. En esta junta se someterá a votación la ampliación de capital necesaria para lanzar una Oferta Pública de Adquisición hostil sobre el 100% del capital de Banco Sabadell.

La entidad financiera asegura que esta comunicación con los accionistas se está llevando a cabo a través de los gestores de oficina habituales de cada uno de ellos. Estos gestores están explicando de manera detallada el orden del día previsto para la junta, lo cual se considera una «práctica habitual» dentro de la operativa del banco.

«No hay variación respecto a otras juntas ni ningún procedimiento excepcional», explicó la entidad. Sin embargo, debido a que se trata de una junta extraordinaria, se está realizando un esfuerzo adicional de comunicación para que los accionistas comprendan en detalle los puntos del orden del día que se someterán a su aprobación. Este esfuerzo informativo es clave para garantizar que los accionistas estén bien informados y puedan tomar decisiones fundamentadas durante la junta.

La entidad también subraya que esta actividad de comunicación no interfiere con la actividad comercial diaria de cada oficina del banco. BBVA recuerda además que, de acuerdo con la legislación vigente, es deber de los emisores promover la mayor participación posible de los accionistas en las juntas. Esto garantiza un proceso democrático y transparente en la toma de decisiones importantes para la compañía.

Ampliación de 551 millones de euros

A finales de mayo, BBVA convocó formalmente la junta general extraordinaria de accionistas que se celebrará el 5 de julio en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Durante esta junta, se propondrá la ampliación de capital necesaria para ejecutar el canje de acciones con Banco Sabadell, un paso esencial para llevar a cabo la OPA.

El importe nominal máximo de esta ampliación de capital será de 551,9 millones de euros. Esta operación se realizará mediante aportaciones no dinerarias, lo que implica la emisión y puesta en circulación de hasta 1.126 millones de acciones nuevas, cada una con un valor nominal de 0,49 euros. Estas nuevas acciones serán de la misma clase y tendrán los mismos derechos y obligaciones que las acciones de BBVA actualmente en circulación.

Es importante señalar que el importe definitivo de la ampliación de capital dependerá del número de aceptaciones que se reciban por parte de los accionistas de Sabadell. Esto significa que el éxito de la operación estará condicionado a la respuesta de los accionistas de Sabadell, quienes deberán decidir si aceptan o no el canje propuesto por BBVA.

La empresa está poniendo en marcha una serie de acciones estratégicas e informativas para asegurar que sus accionistas estén plenamente informados y comprometidos de cara a la próxima junta extraordinaria. Este esfuerzo refleja la importancia de la operación de adquisición de Banco Sabadell y la necesidad de contar con el apoyo de los accionistas para llevarla a cabo con éxito.