25/06/2024 04:27:21 PM
25/06/2024 04:27:21 PM

Aluminosis en «Frankenstein»: Sánchez arrastra en su caída a todos sus socios menos a Bildu

De los análisis postelectorales 24 horas después del 9J, los expertos demoscópicos van a extraer a buen seguro numerosas conclusiones. Pero una de ellas planea sobre el resto: la aluminosis del conglomerado Frankenstein, la segunda “coalición de intereses” que permitió la segunda investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y el arranque consiguiente de la XV Legislatura.

Un primer repaso apenas superficial de los resultados de las europeas confirman que, en su lento pero imparable desgaste, el PSOE está arrastrando a todos sus aliados salvo una significativa excepción, Bildu, que gracias a Sánchez se vuelve a anotar un nuevo récord: por primera vez los de Arnaldo Otegi se convierten en el partido más votado en el País Vasco en unas europeas.

Todo, claro, a costa de un PNV que vuelve a perder votos desde que se convirtiera en la clave de la moción de censura contra Mariano Rajoy y que la logrado salvar su euroescaño por los pelos.

 

 

Por lo demás, en el ala a su izquierda, Sánchez deja un nuevo erial. Otro batacazo de Yolanda Díaz que arrastra en su debacle a Izquierda Unida, que se queda por primera vez sin escaño. Pérdida de votos también de Esquerra, que sigue en caída libre con un balance solo maquillado por el éxito de Bildu, con el que este domingo compartía candidatura y coalición, la de Ahora Repúblicas. Y batacazo también de otro socio clave de la investidura, Junts, que parece haber pagado entre sus votantes su apoyo a la investidura de Sánchez.

 

El repaso a cuadro de votos es demoledor para los principales miembros de Frankenstein. Sumar, que en las generales obtuvo 3 millones de votos logró este domingo 811.000.

Ahora Repúblicas ha mantenido los tres eurodiputados que ya tenía, sí que ha perdido casi 400.000 votos respecto a 2019 y más del 0,6% del porcentaje de votos. Por su parte, Junts ha empeorado sus resultados en votos, porcentaje y escaños, ya que ha pasado de tres eurodiputados a uno. De esta manera, el independentismo catalán ha obtenido unos 785.000 votantes en estas elecciones, lo que supone un descenso de 923.000 votos respecto a 2019.