16/04/2024 04:30:26 AM
16/04/2024 04:30:26 AM

Almeida ya ha celebrado por primera vez su boda: así ha sido el convite

Un apabullante secretismo, sobre todo entre los compañeros de trabajo de José Luis Martínez-Almeida, envuelve a una de las bodas más esperadas de este año. El alcalde de Madrid se casa este próximo sábado 6 de abril a las 12.00 horas en la iglesia jesuita San Francisco de Borja, en la calle Serrano, epicentro del barrio Salamanca de Madrid, con Teresa Urquijo. Para Almeida, este lugar tiene un componente muy emotivo, siendo su deseo expreso casarse en dicho templo, porque fue ahí donde sus padres, Rafael Martínez-Almeida y León y Castillo, y Ángela de Navascués Cobián Ruiz de Velasco, ambos ya fallecidos, se dieron el sí quiero en 1996.

Por su parte, el sitio seleccionado para la celebración del banquete después de la ceremonia es la finca El Canto de la Cruz, ubicada en Colmenar Viejo. Esta propiedad pertenece a los abuelos de Teresa, quienes son los marqueses de Laserna: Íñigo Moreno de Arteaga y la princesa Teresa de Borbón-Dos Sicilias. También ha trascendido que el padre de la novia, Lucas Urquijo Fernández de Araoz, actuará como padrino; mientras que la hermana del novio, Casilda, será la madrina.

Almeida, preguntado por su próxima boda con Teresa Urquijo: «Habrá celebración seguro. Estoy muy feliz, por supuesto» https://t.co/xsTf2E0icT pic.twitter.com/e16dY9ByDZ

— Europa Press (@europapress) January 6, 2024

 

 

Decepción entre los no invitados

Desde luego se convertirá en una celebración idílica pero, como ocurre en tantas bodas, no exenta de tensiones en la parte que concierne a los invitados. Y es que, tal y como confiesan varias fuentes solventes consultadas por ESdiario, «a todos los concejales no invitó y es verdad que algunos del PP se llevaron un poco de bajón«, a pesar de ser compañeros diarios del Alcalde en el Ayuntamiento de Madrid. En suma, les ha sentado un poco mal a alguno de ellos, tal y como ha podido confirmar este periódico.

«Hay de hecho gente que ha flipado un poco, porque hay trabajadores [del Ayuntamiento] que llevan toda la vida y se podía tener el detalle de invitar a representantes«, traslada a ESdiario otra fuente solvente que mora los pasillos del número 13 de la calle de Génova, la sede nacional del PP. «Ha pasado un poco de sus compañeros del Ayuntamiento«, asegura otra fuente consultada.

Sea como fuere, está claro que en muchas ocasiones, en cualquier tipo de celebración, máxime en una tan mediática y esperada como la de Almeida y Teresa Urquijo, es prácticamente imposible invitar a todas las personas que hubiera gustado.

 

Además, al problema del aforo se une otro de seguridad. La pareja ha optado por invitar, como era de esperar, no solo a personalidades muy relevantes de la política -toda la cúpula del PP ha sido invitada- sino que también a la Familia Real, incluidos los Reyes Emérito, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y a un sinfín de personas relacionadas con el ámbito empresarial. En fin, unos invitados VIP.

Cabe destacar que Teresa Urquijo es la nieta de Teresa de Borbón, prima hermana de Juan Carlos I y hermana de Carlos de Borbón-Dos Sicilias. Esto implica que la representación de la realeza no se limitará únicamente al Emérito, ya que se espera la asistencia de toda la vertiente española de la Casa Dos Sicilias. Esta rama de los Borbones toma su nombre de la unión entre el Reino de Sicilia y el Reino de Nápoles, y desciende, por línea paterna, de la dinastía de los Capetos.

La cena del lunes con los concejales del PP

Para aliviar las notoria decepción o el «bajón», como califican las fuentes consultadas, que algunos concejales populares, fundamentalmente, tenían al no ser invitados a la boda de Almeida y Teresa Urquijo, el alcalde de Madrid decidió organizar este pasado lunes, confirman a ESdiario, una cena en un prestigioso restaurante de Madrid, a modo de primer convite, a todos los concejales del PP del Ayuntamiento de Madrid.

«Este lunes hizo una cena con todos los concejales para celebrar su boda y estuvieron todos«, asegura a ESdiario una muy solvente fuente de los populares madrileños.

Esta constituyó, por tanto, la primera celebración de Almeida de una muy esperada boda que ya ha entrado en la recta final. Quedan horas para el enlace y posterior banquete.