24/04/2024 09:43:11 PM
24/04/2024 09:43:11 PM

Alejandra Rubio deja a Terelu Campos sola en su momento más complicado

Terelu Campos esta viviendo su Semana Santa más triste y dolorosa. Y no solo porque sea la primera tras el fallecimiento de su madre, María Teresa Campos, sino también porque otro de sus grandes pilares, su hermana Carmen Borrego, se encuentra a miles de kilómetros, en Honduras concursando en Supervivientes 2024 y no podrá estar a su lado para cumplir con esta tradición tan importante para toda su familia.

En Málaga desde este sábado, la colaboradora de TVE confirmó que se quedará toda la semana en la ciudad para disfrutar de las procesiones que año tras año ha visto en un balcón de la calle Larios con su progenitora, su hermana y su hija Alejandra Rubio. La imagen de todo el Clan siempre fue un clásico de los famosos patrio en Semana Santa.

Y es que Alejandra, que colabora en varios programas de Mediaset como Así es la Vida o Fiesta, tampoco acompañará a su madre en este año tan complicado más sola que nunca y escasas semanas después de su alarmante ingreso hospitalario por problemas de salud que hasta la llevaron a dejar de fumar.

Terelu intenta no coincidir con Alejndra Rubio y Carlo Costanzia

Lo que sí hizo Rubio fue una escapadita a la ciudad andaluza para enseñar a su chico Carlo Costanzia el ambiente tan especial de su segundo hogar en Semana Santa. Un viaje exprés de apenas 48 horas en el que la pareja se alojó en la casa que María Teresa dejó en herencia a sus hijas, y en la que protagonizaron un tenso enfrentamiento con una reportera al descubrir que les estaba grabando mientras visitaban una Iglesia.

Desmarcándose de su hija y dejando entrever que por el momento no tiene ganas de estrechar lazos con Costanzia, Terelu evitó coincidir con su hija y su novio y no llegó a Málaga hasta que la pareja se marchó. Vamos que no tiene prisa por conocer a su «yerno» menos ahora que ha trascendido que sus dos hermanastros, Rocco y Pietro Costanzia, han sido detenidos en Turín por intento de asesinato.

Fue precisamente saliendo de la casa que le dejó su madre en pleno paseo marítimo cuando los reporteros pudieron verla seria y cabizbaja, sin poder ocultar las intensas emociones que está viviendo esta primera Semana Santa sin la matriarca. «Para mí está siendo muy duro evidentemente. Yo pasé un luto diferente el año pasado, que yo sabía que ya nunca volvería a ver la Semana Santa con mi madre, y a lo largo del último año ha habido momentos delicados, pero lo más importante es tener la salud de poder estar aquí», admitió este lunes en su visita al Cautivo.