28/05/2024 12:31:18 AM
28/05/2024 12:31:18 AM

Al PSPV no le va bien con el PSC gobernando: Illa puede ser la tumba de Morant

El 12 de mayo Salvador Illa se convertía en el gran triunfador de las elecciones en Cataluña con 42 escaños, 7 más que Carles Puigdemont y 9 más que en las anteriores elecciones, y convirtiéndose en la opción más factible para formar gobierno. En el PSPV, como en el PSOE de toda España, corrió el mensaje triunfalista del sanchismo sacando pecho por el éxito de uno de los suyos. Pero los socialistas valencianos deberían revisar la historia, no hace más de 20 años, para ver que quizá la victoria de Illa puede ser la tumba de Diana Morant.

Tan sólo hay que repasar la hemeroteca y los resultados de aquella época, que se parecen por cierto a la actual: PP en la Generalitat Valenciana, PSOE en Moncloa y PSC en la Generalitat de Cataluña. Entonces, Pasqual Maragall -con escaños idénticos a los de Illa, 42- lograba llegar al gobierno catalán con ERC e ICV -la IU catalana- de compañeros. Exactamente lo mismo que se pretende ahora cambiando ICV por Sumar, que vienen a ser el mismo espacio electoral.

Pero el famoso tripartito de Pasqual Maragall provocó que el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que llegó a Moncloa meses después tras los atentados del 11M, hiciera de Cataluña su ‘niño mimado’ sin importar que para ello perjudicara los intereses de otras regiones como la Comunitat Valenciana.

Así, una de las primeras decisiones de Zapatero para contentar a Maragall y al PSC fue la derogación del trasvase del Ebro, que provocó un movimiento en contra en la Comunitat Valenciana y dejó al PSPV tocado durante años en materia hídrica por plegarse a Moncloa. La coalición con del PSC con ERC, que también apoyaba a Zapatero en Madrid, radicalizó además el discurso catalanista del PSOE en el que la Generalitat Valenciana gobernada por el PP supo vender bien la afrenta socialista.

El resultado fue que Zapatero repitió en Moncloa, el PSC su tripartito catalán con Montilla… Pero el PP arrasó en la Comunitat Valenciana y el PSPV se pegó un batacazo. Casi 20 años después, esta situación endiablada puede repetirse si Salvador Illa logra hacerse con la Generalitat y el PSOE no cede ante Puigdemont.

Una situación de peligro para el recién estrenado liderazgo de Diana Morant en el PSPV, sobre todo si tenemos en cuenta que Pedro Sánchez es más dependiente de los independentistas catalanes de lo que lo era Zapatero. Ahora son todo alegrías, pero a ver si a largo plazo Salvadlor Illa sólo trae lágrimas electorales a los socialistas valencianos.