13/04/2024 09:52:09 PM
13/04/2024 09:52:09 PM

Lleva tiempo sonando como el gran deseado por Joan Laporta para convertirse en el próximo galáctico del Barcelona, pero no hay manera de que la operación cuaje. Y ahora que su equipo, el Bayern Múnich, ha decidido abrirle a puerta a una posible marcha, el precio de partida es tan elevado que el conjunto azulgrana no podrá llegar a esas cantidades a menos que llegue un milagrito de Javier Tebas. Una Tebasina.

 

El gran deseado es el centrocampista internacional alemán Joshua Kimmich, una suerte de Kroos algo más joven y también con algunas cualidades diferentes a las del medio madridista. No en vano, es menos organizado pero más potente y veloz que Don Antonio, lo que le ha permitido ser empleado como lateral derecho. Justo la gota que calmó el vaso de su paciencia y determinó que este verano, si puede, saldrá del Bayern.

MOVIMIENTO A LA VISTA👀

El Bayern Múnich esta dispuesto a vender a Joshua Kimmich esta temporada.

El alemán no está negado a irse, pero solo le interesa jugar para el Man. City, Liverpool, Arsenal, Real Madrid o Barcelona. Algunos de ellos ya lo contactaron.

Vía Sky Sports. pic.twitter.com/hOJPdSkWqS

— DIARIO RÉCORD (@record_mexico) March 18, 2024

 

Y ahí se ha posicionado el Barcelona, que lleva ya dos años detrás de Kimmich, pero sin ninguna posibilidad real de hacerse con el jugador. Y parece que seguirá igual, porque el Bayern le ha puesto un precio de mercado por encima de los 60 millones de euros. Unas cantidades que el club azulgrana, acuciado de problemas económicos más que serios, no puede afrontar. El contrato del internacional alemán expira en 2025, lo que abre una opción si el Bayern no quiere perderle gratis el año que viene.

Barça Visión

Pero necesita un milagro, debido a los problemas que el Barcelona, acuciado económicamente, tiene para cumplir con el fair play financiero. Javier Tebas, el presidente de LaLiga, ya advirtió del problema que tendrá el Barça el próximo verano tras la frustrada venta del 10 por ciento de Barça Vision, después de que el fondo Libero no abonara los 40 millones que estipuló para su compra. «Si no venden no tendrán más ingresos para llegar a la norma 1:1 (poder invertir en fichajes la misma cantidad que logras con las ventas)». Al Barcelona sólo le quedan dos opciones: o colocar ese activo o ponerse a vender jugadores para conseguir que Tebas obre el milagro, la Tebasina, y le suelte un poco la correa