14/06/2024 06:03:27 PM
14/06/2024 06:03:27 PM

6ª San Isidro. Cartel de «NHB» y oreja para Rufo el Día de la Tauromaquia

La Fundación del Toro de Lidia es la promotora de la declaración del 16 de mayo, día del aniversario de la muerte de José Gómez Ortega «Joselito», como el Día de la Tauromaquia, de todas las tauromaquias, como diría mi querido Miguel Angel Castander.

Y qué mejor manera de celebrarlo que poniendo el cartel de «No hay Billetes» en la Plaza de las Ventas con una terna, encabezada por Sebastián Castella, con José Mari Manzanares y Tomás Rufo con los toros de Victorino del Río.

Oreja para Tomás Rufo

La corrida de Victoriano del Río y el toro de Cortés, lidiado en primer lugar y el más terciado del festejo, fue de menos a más en presentación y juego desigual. El mejor toro se lo llevó Tomás Rufo en tercer lugar. El toledano lo aprovechó al realizar una faena iniciada de rodillas en el tercio a derechas, seguida de otras tandas por el mismo pitón, interpretadas muy despacio, con algún que otro enganchón.

Derechazo de Tomás Rufo (Foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Se pasó Rufo la muleta a la izquierda y sufrió una voltereta tras una colada, que hizo pensar en lo peor. Recuperado del trance, insistió el joven diestro con la zurda en un alarde de vergüenza torera hasta conseguir domeñarlo y convencer a la afición. Una estocada honda en todo lo alto puso fin a una faena que le valió a ley una oreja.

Tomás Rudo, triunfador de la tarde (Foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

 Algo complicado resultó ser el sexto, que quería, pero se frenaba en su embestida. Tiraba bien Tomás Rufo con la muleta en la diestra y aguantó por el pitón izquierdo, lado por el que el victoriano se mostró más complicado.

Esfuerzo inútil que siguió con dos tandas más por el derecho, pues la falta de transmisión y el frío en los tendidos, aconsejaron a Rufo a poner fin con la espada, que esta vez no tuvo la contundencia, ni el acierto de la vez anterior.

Sebastián Castella sin suerte en el sorteo

No tuvo toros para el lucimiento Sebastián Castella. Terciado, amén de parado, soso y sin apenas opciones el primero, lo más molesto fueron las rachas de viento. La voluntad en los de tanteo y las tandas con la diestra se valoró con un silencio de respeto.

Esspaldina de Sebastián Castella (Foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

 Le salió la casta al cuarto, que noble y repetidor en los inicios, se puso molesto y complicado en el transcurso de la faena de muleta. A los estatuarios, espaldina y capeína adminitrados por Castella, le siguieron tandas con la diestra y al natural en las que salió le salió al francés el torero dominador que lleva dentro.

Sebastián Castella remata por abajo (Foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

 Pasado de faena, la entera desprendida y la tardanza en echarse del toro enfrió el ambiente y con ello las opciones de pasar de una ovación con saludos.

Ovación para José María Manzanares

Completaba la terna José María Manzanares. El alicantino lució con la diestra por su mando, mano baja y suerte cargada. Toreo en el que la voz fue esencial. Una media en todo lo alto aguantando fueron méritos para más que la ovación recibida. A José María le cuesta congeniar con algunos tendidos del público de Madrid.

José María Manzanares ante la complicada embestida del Victoriano (Foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

 Tan es así que, en el quinto estuvo hábil al perderle pasos al toro, buscando la distancia que le pedía el toro de Victoriano del Río. Faena corta, en la que el alicantino estuvo aseado, pero sin que la faena acabara de tomar vuelo.

José María Manzanares en un bonito (foto Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Tarde de expectación, ambiente y lleno hasta la bandera en los tendidos para celebrar el primer Día de la Tauromaquia, de todas las tauromaquias, que por San Isidro tiene en Las Ventas, el epicentro el mundial del toreo. 

 

Reseña

Plaza de Las Ventas. 6ª de San Isidro. Lleno de «No hay Billetes«.

Toros de Victorino del Río y Cortés, lidiado en primer lugar. Desiguales de presentación, de menos a más, y juego desigual. Parado el primero; algo descompuesto el segundo; encastado y con posibilidades el tercero; manejables el cuarto y el quinto y algo complicado el sexto.

Sebastián Castella. Silencio y Ovación con Saludos.

José María Manzanares. Ovación y Silencio.

Tomás Rufo. Oreja y Silencio

 

Cuadrillas

Destacaron en varas, Manuel José Bernal y Paco María.

Bien en la brega, José Chacón, Daniel Duarte y Rafael Viotti.

Lucieron con los palos, Sergio Blanco, Fernando Sánchez, José Chacón, Juan José Trujillo y Luis Cebadera.

 

Detalles

La presidenta de la Comunidad de Madrid asistió al festejo (Foto Plaza 1). 

 

Cartel de hoy

Plaza de Toros de Las Ventas. 7ª de San Isidro. 17 de mayo, 19:00 horas.

Toros de La Quinta, para Miguel Angel Perera, Emilio de Justo y Ginés Marín.

La empresa organizadora Plaza1 informa sobre el acceso y uso de entradas físicas y digitales a la Plaza de Toros de Las Ventas:

Información importante para el uso de entradas físicas y digitales

 

Los Toros son Cultura

La Sala Bienvenida de la Plaza de Las Ventas ha acogido la presentación del libro «Reja de Enfermería» del Dr. Máximo García Padrós, en el que el autor cuenta los entresijos de la creación de la Sociedad Internacional de Cirugía Taurina, la historia de la Enfermería de la Plaza de Las Ventas y las actuaciones desde 1931 hasta 2021, cifradas en un número alrededor de las 14.000, de las que cerca de 4.000 están directamente relacionadas con la lidia.

Como afirma el prologuista de la obra José María Sotomayor, «Reja de Enfermería (…) es la historia de las heridas de los toreros, de sus cicatrices, físicas y anímicas. La historia de su heroica superación, en muchas ocasiones, de todas las secuelas. Y la historia, en fin, del esfuerzo y la profesionalidad de unos equipos médicos a los que probablemente solo les queden cinco cicatrices en el alma«.

El libro es la historia viva de la enfermería de Las Ventas y de la saga de cirujanos aún viva que inició don Maximo García de la Torre, le sigue el actual cirujano jefe doctor Máximo García Padrós y la complementa, por ahora, una nueva generación que encarna el hijo y nieto don Máximo García Leirado.

Un libro que refleja la enorme capacidad médica de una familia en cuya humanidad, tranquilidad en el quirófano y credibilidad clínica reside su reconocida fama por todo el toreo por varias generaciones.

El libro está editado por Editorial Temple.

Don Máximo García Padrós firmando ejemplares del libro (Foto José María Sotomayor)