14/06/2024 06:05:36 PM
14/06/2024 06:05:36 PM

22ª San Isidro. Ni una oreja, solo ovaciones, y nadie se aburrió con los Escolar

Nadie en Las Ventas se aburrió con los toros de Escolar. Nadie, ni los toreros. Porque hubo tres, sobre todo tres, Robleño, Castaño y Gómez del Pilar, que dieron la cara, no se la volvieron y estuvieron con ganas pese a las dificultades y juego variado de los toros de Don José.

Los de Escolar, compitieron en casta con los toreros

Tres toreros y seis toros de verdad, que mantuvieron con el juego complicado y la casta -un comportamiento exigente y de peligro sordo que encerraban- la emoción en la réplica de tres diestros, acompañados de sus cuadrillas, que mantuvieron el orden en la lidia, en la mayoría de los casos, y el deseo de al menos de obtener el respeto que se merecen quienes hacen el paseíllo con este tipo de ganaderías.

El derribo en el segundo a Alberto Sandoval (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Este tipo de ganaderías, generalmente vituperadas y despreciadas por las figuras, que dan paso a los toreros poderosos del cartel de la vigésimo segunda de San Isidro. Y es que, ¿las figuras no pueden con estos toros? No, no creo que sea así. Casi todas podrían, solo alguna excepción no lo haría, pero la comodidad del sota, caballo y rey les hace desvincularse de ellas.

Damián Castaño saludo dos fuertes ovaciones

Las ovaciones con saludos de Damián Castaño les fueron ofrecidas por su capacidad con el segundo. Cortinero I derribó en el caballo a Alberto Sandoval, quien repuesto en su montura, propició dos varas en lo alto, viendo venir de largo al de Escolar. Un tercio de varas que le hacen candidato indiscutible al premio al mejor puyazo.

Un bello derechazo de Damián Castaño (Foto: Alfredo Arévalo Plaza 1)

Concepto artístico en esas dos tandas de derechazos, muy despacio, con la mano baja…

Inició el toro con buen aire su entrega en la muleta que le ofrecía Castaño, sin que olvidara la casta y así, de la humillada embestida de las dos primeras tandas por el pitón derecho, tornó en los finales con la cara arriba y sin la entrega.

Castaño se cuna y va a por todas (Foto: Alfredo Arévalo Plaza 1)

Por eso, el mérito del salmantino estuvo en el concepto artístico en esas dos tandas de derechazos, muy despacio, con la mano baja, una composición vertical, para nada envarada, siempre cruzado, que se vió obligado a cambiar cuando llegaron las dificultades. Faena que concluyó con una entera, encunándose, que bien valió la ovación saludada.

El arrimón de Castaño tuvo también su premio

El quinto era «un prenda», complicado y con peligro, que ya había anunciado sus aviesas intenciones en banderillas. Damián se pegó un arrimón, demostró sus ganas, dos naturales sueltos, de mando y mucho mérito con la espabiladeras que presentaba Cancionero, y sobre todo esas intenciones. La casi entera chalequera no fue óbice para saludar otra ovación.

Buen natural del salmantino (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

La veteranía de Fernando Robleño

Fernando Robleño no tuvo mejor lote. El primero, Madrileño, no fue como su hermano premiado con anterioridad. Noble y encastado, aprendió lo que se dejaba atrás en cada pasada que repetía, acabó rebañando y colándose por el izquierdo. Relajado en la primera tanda por el derecho, muy dispuesto, firme y con ganas, a su segunda tanda, le añadió una por el izquierdo, colada, susto y otra más de derechazos, para concluir con una entera cruzada tras pinchazo, que le supuso una ovación con saludos.

Buen muletazo de Robleño, mientras le dejó el toro (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Incierto, complicado, con la cara alta y cerniéndose por el derecho, Robleño le puso la izquierda muy de verdad, dos naturales buenos y dos más aguantando, seguidos de derechazos y naturales, dejando claro su voluntad y capacidad técnica, de torero maduro. Toda una lección a sus alumnos de la Escuela de Madrid.

El aguante y la firmeza de Gómez del Pilar

El tercer hombre, Gómez del Pilar, pechó con un tercero que fue a menos, pegajoso y encastado, cuyas dificultades sobreseyó Noé corriendo la mano, templando y tirando bien destacando en una serie con la diestra en los inicios. Muy firme, sufrió un susto por el izquierdo, que acortó la faena. El punto y final fue una entera caída y el reconocimiento una ovación con saludos.

Largo derechazo de Gómez del Pilar (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

El sexto no fue mejor que sus hermanos. El peligro sordo que llevaba al medir, rebañar y embestir sabiendo lo que se dejaba atrás, tuvo su réplica en el intento de una imposible faena del madrileño, que concluyó con el silencio respetuoso del público.

La terna se midió con los Escolar (Foto: Alfredo Arévalo Plaza 1)

Reseña

Plaza de Las Ventas. 22ª Feria de San Isidro. CT Toros de José Escolar Gil, bien presentados, astifinos, con pelajes grises, encastados y con peligro sordo.

Fernando Robleño. Ovación con Saludos y Silencio.

Damián Castaño. Ovación con Saludos y Ovación con Saludos.

Gómez del Pilar. Ovación con Saludos y Silencio

Cuadrillas

Destacó el excelente tercio de varas de Alberto Sandoval.

Bien en la brega, Raúl Ruiz, Antonio Chacón y Rubén Sánchez.

Y con los palos, Fernando Sánchez y Raúl Ruiz.

Un par de Fernando Sánchez (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Detalles

Damián Castaño felicita al picador de su cuadrilla Alberto Sandoval por el buen tercio protagonizado en el segundo (arriba) con la presencia de la familia Escolar (Foto: Alfredo Arévalo – Plaza 1)

Cartel de Hoy

Plaza de Las Ventas. 23ª Feria de San IsidroCorrida de la Prensa. 5 de junio, 19 horas.

Toros de Victorino Martín para Paco Ureña y Borja Jiménez, mano a mano.

Los Toros son Cultura